9 de diciembre de 2011

la pequeña esperanza.

me siento a escribir y me palpitan las sienes. los dedos se adormecen, los pies se me congelan. creo que hoy necesitaré más de dos infusiones para conciliar el sueño y un beso en la frente de los que hacen cosquillas al esfumarse. porque aunque me cubra con tres edredones y mi cuerpo parezca un ovillo de lana seca, el frío seguirá aquí. definiendo mis contornos, desarropándome el espíritu. un espíritu que ya no sufre de desasosiego porque te tiene cerca, pero no lo suficiente como para sentirse cobijado.
a día de hoy, la certeza de una firme necesidad es más que una realidad. es un hecho que sólo yo he podido desenmascarar. pero los sentimientos se transforman con la rapidez de un bostezo y la torpeza de un estornudo. ahora saltan chispas y mañana no alumbramos. y no hay precaución que valga para ello, más que disfrutar de los días cálidos como si efectivamente el mañana fuera a separarnos. 


4 comentarios:

.A dijo...

ahora saltsn chispas y mañana no alumbramos..

Leonor dijo...

hay días en los que una no entiende cómo se ha llegado a tal firme necesidad, sin pretenderlo.

Cata dijo...

Que fantástica entrada.
(Espero que estés bien).

-Big.Small.Big.Small- dijo...

Vaya que bonito blog :) La entrada muy buena, espero que todo vaya mejor, me gusta mucho tu lista de ecanciones, siempre que entro a un blog lo primeero es darle al pause al tuyo no! :)

Te sigo espero que te pases por el mio, un saludo!

all rights reserved